Canal de Regadío cambió su curso después del terremoto

La falta de agua en la zona central del país, que afecta el desarrollo agrícola de nueve comunas rurales hoy declaradas en emergencia, será paliada con la destinación del 5% del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) en la Región Metropolitana.

La medida fue aprobada por el Consejo Regional Metropolitano, implicando que se destinarán 500 millones de pesos a la entrega de agua, obras menores y aporte de alimentación para animales.

La primera semana de febrero se declararon en emergencia agrícola las comunas de Paine, Melipilla, Curacaví, Lampa y Colina, o que se suma a igual situación que ya había sido declarada en Alhué, San Pedro, Til-Til y San José de Maipo.

La intendenta Cecilia Pérez sostuvo que “esta acción se suma a otros beneficios que hemos otorgado en las últimas semanas a sectores rurales, como ayer fueron las oficinas municipales móviles, además de recursos e infraestructura que han sido aprobados por el gobierno regional”.

Añadió que “hace un par de semanas se entregaron 28 carros para bomberos, y este lunes 6 entregaremos 14 camiones aljibe”.

La presidenta de la Comisión Rural del CORE, Claudia Faúndez, señaló que “sabemos que las inversiones que se están haciendo en materia de riego requieren cuatro o cinco años para convertirse en soluciones definitivas. Son proyectos de largo aliento, pero con estos fondos regionales estamos entregando una ayuda muy importante para miles de agricultores y sus familias”.

FUENTE: La Nación.